Empresario eficiente. Espacios de trabajo para mejorar tu productividad.

Es evidente que uno de los elementos que más influye en tu productividad es el espacio de trabajo. El lugar dónde pasas la mayor parte del tiempo, tu espacio laboral, puede ser un catalizador para tu productividad, el templo de la creatividad, un espacio dónde las ideas fluyen, el sitio al que acudes cuando quieres concentrarte y poder trabajar a tope.  O quizás tengas la sensación de que no cuentas con un espacio dónde poder concentrarte, enfocarte en conseguir tus objetivos y que tienes que estar en constante evasión de tu lugar de trabajo para poder alcanzar tus metas empresariales.

Espacio de trabajo

Tanto si estás en el punto 1 como en el punto 2, creo que te puede venir bien este articulo, para reflexionar sobre como optimizar tu lugar de trabajo puede ayudarte a multiplicar tu productividad exponencialmente.

Espacios de trabajo para mejorar tu productividad

Te puedo asegurar que he aplicado cada uno de estos puntos con mayor o menor éxito y estoy en proceso de optimizar cada uno de ellos para comentarte como evoluciono. Así que cuando quieras, podemos hablar de las ideas que voy a lanzar en este articulo, seguro que podremos mejorar juntos, aplicando alguno de los conceptos sobre los que tengo pensado escribir. Te doy las gracias anticipadas por tu colaboración y ahora vamos al tajo.

Trabajo en la oficina. Espacios transparentes, diáfanos, conectados y flexibles son la clave.

Está claro que muchos todavía trabajamos en oficinas “tradicionales”, es decir, espacios de trabajo dónde vamos muchos días de la semana a tener reuniones con el equipo, con nuestros clientes o para trabajar juntos en un proyecto. Es importante que estos espacios sean lo más diáfanos, es decir, que tengan el menor número de despachos y si existen las puertas deben estar normalmente abiertas para que fluya la comunicación y el trabajo en equipo. Esto no quita que tengamos algún espacio de reunión para poder trabajar un poco más concentrados o para hablar sobre algún tema más confidencial, sobretodo con clientes.

Lo bueno de trabajar juntos en un espacio común, es que somos muchas personas a la vez en un mismo proyecto y esto si se gestiona adecuadamente, hace que nuestra productividad se multiplique. Aquí debemos tratar de gestionar las interrupciones de manera ordenada (dentro de lo posible) y contar con buenas infraestructuras: Conexión a Internet potente, equipos actualizados con monitores grandes, buenas sillas y mesas, ventanas, espacios abiertos, son cosas muy muy básicas que os puedo asegurar se echan de menos en muchas oficinas de empresa.

Algo que vengo detectando en los últimos tiempos en mi propia oficina, es lo importante que algunos espacios de trabajo sean móviles, es decir, que exista la posibilidad de que sea fácil cambiar tu mesa de trabajo para sentarte en otro lugar de la oficina y así poder configurar los equipos en la medida de las necesidades de cada momento.

Ya lo sabes, la mejor manera de fomentar la productividad en tu oficina es contando con espacios diáfanos, una buena conectividad y gestionando espacios de trabajo móviles que permitan a los equipos reconfigurarse en base a las necesidades de cada proyecto.

Trabajar en casa. La dualidad del pijama y traje corbata con pantalones de chándal.

Muchos de los conceptos anteriores se pueden aplicar en nuestra oficina en casa,  las infraestructuras y todo lo demás. Pero una vez solucionado todo lo anterior, que no es poco, te puedo asegurar, que hace unos cuantos años, cuando trabajaba en casa, tuve que luchar con la falta de productividad, ya que siempre acababa trabajando a deshoras y me era muy complicado cumplir horarios “normales”.

Para que esto no te suceda a ti, debes tener un espacio reservado para tu zona de trabajo, dentro de tu casa, tu despacho, dojo, caverna, batcueva o como lo quieras llamar. Ese sito en el que tú sabes que entras a trabajar, a concentrarte y lo que es muy importante, tu familia o las personas con las que compartes casa, deben saber que cuando estás ahí con la puerta cerrada, no te deben molestar. De esta manera consigues crear una zona de concentración y libre de ruidos, de vital importancia en algunos momentos de tu jornada laboral.

Una vez has conseguido definir tu espacio monacal, no debes encorsetarte. Aprovecha lo bueno de trabajar en casa, utiliza las pantuflas y el pijama de vez en cuando, de hecho tengo amigos que ya lo hacen en sus oficinas, cambia tu espacio de trabajo algunas veces. Salte a trabajar a la terraza, al parque de enfrente dónde llega tu Wifi, la frescura dentro de un orden, aumenta la productividad y la creatividad.

Se puede trabajar en casa y ser muy profesional. Define bien tu espacio de trabajo y aprovecha algunas de las libertades, dentro de un orden, que te ofrece tu hogar para mejorar tu creatividad y productividad.

Oficinas compartidas. Espacios de trabajo compartidos y alquiler de despachos.

Quizás estés en ese momento en el que te has cansado de trabajar desde casa y necesitas un espacio profesional para reunirte con tus clientes o tener ese momento de concentración que no acabas de encontrar trabajando en tu batcueva. Tal vez, hayas decidido crear tu espacio de trabajo más cerca de tu casa en una zona dónde es complicado para tus clientes poder acceder y necesitas disponer de un sitio dónde sea más fácil para ellos reunirse contigo. O puede ser que necesites cambiar de aires, generar una imagen más profesional, o un sitio para trabajar de manera temporal cuando pasas de visita por una ciudad concreta.

Hoy en día tienes infinidad de opciones para poder elegir espacios de trabajo más profesionales, que además cumplen con muchas de las características de los punto anteriores:

Espacios de Coworking: Una de las posibilidades más populares actualmente, son los espacios de Coworking que cumplen unas necesidades muy concretas y que además te ayudan a encontrar colaboradores y contactos para tus futuros proyectos. Estos espacios son ideales cuando eres freelance y necesitas un espacio temporal para reuniones o dar una imagen más profesional de tu negocio.

Alquiler de despachos: Otra opción muy interesante, cuando tu empresa empieza a crecer y a tener unas necesidades logísticas muy concretas, puede ser alquilar despachos como por ejemplo en Gran Via Business Center, una alternativa muy flexible al tradicional alquiler de oficinas. Cada vez que paso por Barcelona y necesito alquilar oficinas, los tengo como opción ya que cuentan con todo el equipamiento y servicios necesarios para mostrar una imagen profesional y además, por qué no decirlo, se portan muy bien conmigo cada vez que voy a hacerles la visita.

Alquilar despachossté dónde este

 La mejor opción cuando tu empresa crece rápidamente y pasas a contar con más de tres trabajadores, es buscar un espacio de trabajo compartido que cuenta con todas las necesidades logísticas y además ofreces una imagen más profesional de tu empresa.

Espacio de trabajo súper pro. El hombre oficina móvil.

Lo siento, si no mencionara el actual paradigma económico no seria yo. Pero es que sin ningún tipo de dudas, esta es una de las claves para tomar la decisión sobre cual es el espacio de trabajo ideal para aumentar tu productividad.

En la sociedad profesional actual, prima cada vez más, el ser por encima del estar. En un mercado en el que la mejor manera de predecir el futuro es inventarlo, no podemos quedarnos paradios ni tener una sola oficina, nuestro mejor espacio de trabajo somos nosotros mismos, nuestra formación, nuestros valores y nuestra capacidad para trabajar con las herramientas que tenemos a nuestra disposición y adaptándonos a cualquier entorno de trabajo. Si trabajas en lo que más te gusta, dejarás de trabajar para siempre y pasarás a disfrutar de lo que haces.

Bajo estas nuevas circunstancias, poco importa el espacio dónde trabajes ya que siempre será el más adecuado a tus actuales necesidades. En este sentido simplemente puedo decirte que mi actual oficina es mi mochila; que contiene un ordenador portátil, con software libre (Esto es importante a nivel filosófico), un bloc de notas, un lápiz, un boli, un ebook para leer la mayor cantidad de libros posible, un palo de selfies, un micro y unos auriculares. Hoy por hoy, no necesito nada más para trabajar en lo que más me gusta y ser la mejor versión de mi mismo.

Ah, pero no te olvides de lo más importante, el equipo con el que trabajas, elije el mejor espacio de trabajo que te ayude a conectar con tu equipo y que te permita optimizar las reuniones con ellos, no dejes de rodearte de profesionales mejores que tú, no dejes de aprender, de formarte y de trabajar en aquello que más te gusta.

En el actual paradigma económico debemos ser capaces de adaptarnos a cualquier espacio de trabajo o incluso hacer que el espacio de trabajo se adapte a nuestras circunstancias y sobretodo contar con el mejor equipo para cada proyecto que pongas en marcha.

Al final del artículo me he puesto un poco filosófico, pero creo que es muy importante para fluir con nuestro entorno de trabajo y ser más productivos, tener muy claro lo que queremos hacer con nuestra vida personal y profesional. ¡No dejes de contarme tu opinión sobre este artículo!

Isidro Pérez

Empresario en Avanza Soluciones, socio tecnológico e inversor en empresas relacionadas con Internet. Ponente y formador en diversos congresos y másteres sobre economía digital, marketing online y productividad. Colaborador semanal en la sección de nuevas tecnologías para Cope Alicante y defensor a ultranza del emprendimiento sostenible, el software libre y de las enormes posibilidades de integrar el ecommerce en la industria tradicional. Ayudo a fomentar el desarrollo empresarial a través de mi pertenencia a la junta directiva de Jóvenes Empresarios de la Provincia de Alicante, ocupando en estos momentos la presidencia en la comarcal de Alcoià i Comtat. También puedes seguir mis momentos inspiradores en #GoToEmpowerment.

Related Posts