Fórmate para hablar en público y conviértete en mejor empresario 5/5

18
Total
More share buttons
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar

Hola de nuevo, este capítulo es último de la Guía de cinco pasos para convertirte en un mejor empresario. En esta ocasión voy a profundizar en uno de los factores más importantes para conseguir llegar a un mayor número de clientes y conectar con ellos, ya sea en una pequeña reunión, en una conferencia delante de 100 personas o un formación de empresa. La mayoría de los empresarios de éxito que he conocido, tienen grandes habilidades de comunicación para solicitar y que se realicen, las tareas más importantes a sus trabajadores y colaboradores, saben conectar con su audiencia en cualquier momento y lo más importante de todo, tienen gran capacidad de escucha, uno de los factores más importantes para aprender hablar en público, saber leer a tu audiencia, interactuar con ella y analizar si el mensaje está siendo recibido de manera adecuada.

En el artículo de hoy quiero dejarte algunas técnicas y recomendaciones con las que yo me he formado para hablar en público, ya sé que en el capítulo anterior introducía algunos conceptos que estaban muy relacionados con el tema del capítulo cuatro, pero he considerado muy importante ampliar este punto específico y no por ser el último es el menos importante, más bien todo lo contrario, quizás sea uno de los superpoderes más necesarios en la carrera de un emprendedor por convertirse en empresario de éxito.

Vamos primero con las objeciones, me gusta hacer eso.

¿Para qué narices necesito yo aprender a hablar en público?

A ver si puedo convencerte… Tal vez estés pensando que aprender a hablar en público sólo tiene sentido cuando nos dirigimos a una audiencia grande o si hemos pensado en convertirnos en formadores profesionales. Claro, tienes razón, ahí necesitarás todavía más formación para adquirir dichas capacidades, pero no únicamente lo necesitarás en dicha situación, si tienes que hablar con inversores para tu proyecto, llevas la parte de ventas de tu negocio (Suele ser así en todos los comienzos), tienes que buscar socios para tu empresa, en todas estas ocasiones aumentarás el porcentaje de éxito si tienes capacidad para hablar en público y persuadir a tu audiencia. No se trata de ser un “vende humos” sino de hacer llegar el mensaje que quieres comunicar exactamente, sin titubeos ni dudas, con el lenguaje corporal adecuado y buscando la mejor estrategia para que de verdad impacte a las personas que te están escuchando.

Aprender a hablar en público si quieres ser un mejor empresario

Imagen superchula cortesía de Shutterstock.com

Y ahora quizás estés pensando, genial, quiero aprender a hacer eso. Entonces ya estamos en el camino correcto y ahora debes continuar la lectura. Voy a dividir las recomendaciones en tres niveles; los que ahora mismo empiezan a hablar en público, aquellos que ya tienen cierta experiencia hablando en público y algunas técnicas más avanzadas para aquellos que ya llevan tiempo dirigiéndose a su audiencia.

Recomendaciones para hablar en público en tres diferentes niveles

Nivel 1: Todavía no has empezado a hablar en público, pero tienes curiosidad sobre como empezar.

En este punto, la clave está en practicar, practicar y volver a practicar todavía un poco más. Si te gustaría empezar un poco más en serio en la tarea de conectar con tu audiencia, aquí tienes algunas recomendaciones:

Hablar en público a nivel amateur

Imagen superchula cortesía de Shutterstock.com

  • Espejito espejito: Para empezar a practicar y hablar en público de manera fluida, lo primero que debes hacer, es practicar delante de un espejo, con un guión predeterminado o “Freestyle” durante horas y horas, así empezaras a conocer mejor tus gestos a perderte la vergüenza y a coger un poco de soltura con tu cuerpo y tu voz.
  • Grábate con el móvil: Aquí una técnica muy sencilla, grábate todos los días un minuto con la cámara de “selfies” del móvil y cuando tengas cinco minutos grabados los ves todos de golpe. Analiza tu grabación, si te sientes cómodo, si tu mensaje llega adecuadamente, etc… Repite esta tarea todas las semanas durante un tiempo.
  • Aprende a verbalizar: Uno de los fallos más comunes que me encuentro en las personas que están comenzando a hablar en público es lo rápido que hablan y lo mal que verbalizan. Es muy importante hablar con tono pausado, sin ser lento, pronunciando las palabras de manera exagerada hasta que tus palabras suenen con total naturalidad. Si prácticas este punto, tu mensaje llegará más nítido y directo a tu audiencia.
  • Enfatiza con tus gestos: La comunicación no verbal es quizás la parte más importante de nuestra comunicación, como nos movamos en el escenario, nuestros gestos con las manos, todo ello influye en nuestra audiencia a nivel subconsciente. Aprende a reforzar tus palabras con gestos equilibrados de brazos y manos, a no moverte rápido por el escenario, a detenerte cuando quieras asentar criterios y a caminar hacia adelante cuando quieras reforzar alguno concepto o generar confianza con tus palabras.
  • Exprésate con sencillez:  La mejor manera que tienes para conectar con tu audiencia, es utilizar un lenguaje sencillo pero cuidado, evita utilizar demasiados tecnicismos y palabras rebuscadas. Trabaja un lenguaje directo, enfocado, claro y centrado en los objetivos que quieres transmitir.
  • Se breve y sincero: Lo bueno, si breve, dos veces bueno y si además es sincero, tres veces mejor. Se tu mismo, no hay más, habla desde el corazón, de aquello que conoces, de tus sentimientos aplicados al tema que vas a tratar y busca simplificar al máximo el tiempo en el que emites tu mensaje. Tienes que ser consciente de que tu audiencia a los 15 minutos dejará de prestarte atención, así que debes buscar optimizar al máximo tu tiempo, evitar los discursos demasiado largos y rolleros, buscar ideas y momentos llamativos cada cierto tiempo y tratar de ir siempre al grano.
  • Organízate: Este es uno de los factores más importantes si quieres empezar a hablar en público con mayor eficiencia. Organiza tu discurso, deja lo segundo mejor para el principio y lo mejor para el final. Establece una estructura concreta que sirva para guiar a tu audiencia en el viaje de tu presentación, empieza a tope, para el final acaba con un mensaje poderoso, contundente y deja a tu audiencia siempre con un buen sabor de boca.

Nivel 2: Ya tienes cierta experiencia hablando en público, pero te gustaría mejorar y dar un salto de calidad.

Ha llegado el momento de formarte para olvidar todo lo que habías aprendido hasta ahora. Si bien es cierto que las horas de vuelo que llevas no te las quita nadie, es la hora de profesionalizarte en esto de persuadir a tu audiencia. Aquí algunas ideas para poder hacerlo con mayor eficacia:

Hablar en público a nivel medio

Imagen superchula cortesía de Shutterstock.com

  • Aprende de verdaderos profesionales: Ya has hecho tus primeros pinitos como conferenciante, pero sientes que quieres dar un salto de calidad, para ello  es de vital importancia, yo lo he hecho, que te formes con verdaderos profesionales. En mi caso concreto lo hice con el seminario “Arqueros de la palabra” organizado por Maty Tchey, una de las profesionales que más sabe de estos temas en España. Te recomiendo que busques profesionales que puedan formarte en estas materias, que analices sus perfiles, que veas sus vídeos, sus libros y todo lo que puedas sobre ellos, antes de tomar la decisión de contratar uno de sus cursos. Mi recomendación es que te formes presencialmente y un mínimo de cuatro días por sesión formativa, si quieres ver cambios de verdad en tus capacidades.
  • No leas habla: Leer ante tu audiencia no va a resultar tan eficaz como la expresión espontánea, hablar directamente con el corazón quizás no esté muy muy pulido pero es definitivamente mucho mejor para alcanzar tus objetivos. Te recomiendo que no redactes tus discursos, sino que anotes los puntos más importantes a modo de “bullets” y aquellos datos que quieras recordar para centrarte en las partes importantes de tu disertación.
  • Relájate y respira: No se si lo sabes, lo he contado muchas veces, pero he sentido mucho pánico escénico en mis comienzos como conferenciante. A menudo cuando te encuentras bajo presión o tensión nerviosa, justo antes de hablar público puedes olvidarte de cómo respirar adecuadamente. Los profesionales que hablan habitualmente en público, conocen la importancia de la respiración. Cuando estamos sometidos a tensión nerviosa, a menudo olvidamos cómo respirar correctamente. Toda persona que acostumbra presentarse o actuar en público conoce la importancia de la respiración. Ten cuidado con respirar con mayor rapidez de lo normal, podrías hiperventilar, para relajarte, tienes que mover el diafragma suave y rítmicamente, al mismo tiempo que inhalas profundamente durante un periodo largo de tiempo.
  • Aduéñate de la situación: Cada vez estás más preparado, ha llegado el momento de hacerte dueño del escenario y tener sensación de control. Para ello, llega más pronto a tus conferencias, prueba los equipos, pregunta los perfiles del público, conoce mejor a tu audiencia, súbete al escenario y camina un poco para familiarizarte, visualiza el éxito de tu presentación, práctica hasta que parezca natural y prepárate para los imprevistos con humor y asertividad.
  • Empieza a fluir y adquirir competencia inconsciente: En la medida que vayas preparando mejor tus conferencias, serás consciente de tu fluidez y de como adquieres competencia inconsciente, esto es lo mismo que cuando te sacas el carnet del coche. Al principio te vas fijando en como cambias de marcha, como aceleras y como frenas, cuando ya llevas muchas horas de conducción, lo terminas haciendo de manera inconsciente y fluyes con tu vehículo ¿Y esto cuando sucede? Pues creo que está claro, cuando llevas muchísimas horas practicando, así que ya sabes.
  • Interactúa con tu audiencia: Es un nivel más en tu competencia como conferenciante. Ser capaz de hacer que tu público interactúe contigo, haz que te pregunten y que participen de tu conferencia. Debes ser consciente de si lo están pasando bien y recibiendo correctamente tu mensaje. También puedes pensar en dinámicas participativas, hacerles levantar la mano, que interactúen entre ellos, proponerles juegos, etc… Cuidado con estas técnicas, ya que si no están bien planificadas se te puede ir completamente el tiempo de tu presentación sin haber contado lo que tenías planteado.
  • Evita las palabras mal sonantes o las muletillas: Quizás pienses que las palabrotas te conectan a tu audiencia y te hacen parecer más cercano, pero es todo lo contrario. Trata de evitar las palabras malsonantes y las muletillas del tipo “osea”, “vale”, “si” o similares. Quizás sea uno de los peores defectos de un comunicador profesional.
  • Mejora tu comunicación no verbal: Muévete por todo el espacio de la presentación, no te quedes detrás del atril, mesa o lo que te pongan, por favor, ni loco te quedes sentado. Comunica con todo tu cuerpo, no estés encorvado, abre tus brazos, mueve tus manos sin exagerar. Mira a tu audiencia a los ojos, envíales tu mejor sonrisa y cuida todos tus gestos para que parezcan naturales sin ser agresivos. Al respecto de tu forma de vestir, tendrás que analizar a la audiencia que te diriges, pensar en ti mismo, que tipo de vestimenta te favorece más y está más alineada con tu publico objetivo y recuerda ¡Se tu mismo!.

Nivel 3: Eres muy pro de las conferencias, ya te toca pasar al siguiente nivel.

Este punto va dirigido para ti que ya te has formado para hablar en público, te desenvuelves con solvencia, pero sientes que ha llegado el momento de pasar el siguiente nivel. Aquí tienes algunas recomendaciones que aplico personalmente, que me sirven para conectar mejor con mi audiencia y obtener mejores resultados en cada una de mis intervenciones:

Hablar en publico como un verdadero profesional

Imagen superchula cortesía de Shutterstock.com

  • Define tu estilo: Ha llegado el momento de dejar de copiar y definir tu propio estilo de comunicación. Aquí ya no vale ningún consejo, estas sólo ante el peligro, ya tienes la suficiente capacidad como ponente para saber que trucos funcionan y cuales son un desastre. Así que establece tus sistemas de medición y trata de mejorar en cada conferencia que realices. Define tu tono de comunicación, tu vestimenta, el tipo de contenidos y conviértelos en parte de tu marca personal.
  • Se humilde: Uno de los peores errores en los que puede caer un conferenciante profesional es la prepotencia. Trata de mantenerte firme ante el aprendizaje, atento a los cambios, piensa siempre en mejorar, no dejes de buscar la excelencia y por favor, mantente siempre humilde, en actitud de aprender delante de tu audiencia.
  • Escanea con tu vista a la audiencia: Es uno de los grandes fallos que comentemos como conferenciantes profesionales cuando trabajamos con grandes auditorios. Por muy grande que sea el espacio dónde ejecutes tus conferencias, tienes que seguir conectando visualmente con tu público. No lo olvides, sigue siendo muy importante dirigir tu mirada a los asistentes de tu conferencia.
  • Prepárate mejor todavía y sigue practicando con todas las oportunidades que se planteen: No te acomodes, cualquier oportunidad es buena para practicar, no te confíes con tu capacidad profesional y sigue preparando tus presentaciones como si fueran la primera.
  • No pierdas la autoestima durante la presentación: Todos tenemos días malos y como conferenciantes, somos personas. No decaigas cuando tengas un fallo, debes venirte arriba y tratar de hacer la mejor presentación de tu vida después de ese fallo. Nunca decaigas, te contaré un secreto, siempre pensamos que lo estamos haciendo peor de lo que en realidad lo hacemos. Para ello es muy importante que grabes tus intervenciones y así puedas opinar si realmente lo has hecho bien o mal, tú ya tienes tus conocimientos para saberlo.
  • Aprende a modular la voz: Sería muy bueno que complementaras tu formación hablando en un podcast o programa de radio. Aprender a utilizar tu voz como único instrumento para conectar con tu audiencia te enseña a modular tu voz, lo cual es una herramienta muy importante para llegar a tu público.
  • Mensajes sencillos y fáciles de recordar: En la medida que vas adquiriendo confianza con tu capacidad de oratoria, tiendes a complicar tu mensaje, a mi me ha pasado. Trata de mantenerte en la línea del discurso sencillo, auténtico y fácil de recordar. Aporta el máximo valor de utilidad en cada una de tus intervenciones, no pierdas la esencia de la comunicación en público: Tratar de hacer llegar tu mensaje con la máxima efectividad a aquella persona que lo esté escuchando.
  • Fuera presentaciones: Adiós al PowerPoint, Prezi, Vídeos, Gifs y cualquier tipo de material de apoyo. Los comunicadores más grandes no utilizan presentaciones, centran la atención sobre ellos y evitan elementos que puedan distraer a la audiencia. Este es el punto que más me cuesta a mi personalmente, pero trato de que mis diapositivas sean de dos tipos: 1. Reforzar el mensaje que trato de transmitir, con imágenes muy potentes. 2. Mostrar datos que de verdad sean útiles para mi público, muy sencillos y presentados de manera muy visual.
  • Aprende de los grandes de verdad: Si quieres llevar tu capacidad para hablar en público al siguiente nivel, deberías empezar a fijarte en modelos grandes de verdad. Oradores como Abraham Lincoln, Winston Churchill, Mohandas Gandh, Nelson Mandela, John F. Kennedy, Martin Luther King Jr., etc… son verdaderos ejemplos de persuasión a través de la comunicación presencial y su capacidad para la oratoria. Hoy en día contamos con infinidad de documentales, vídeos, contenidos sobre su historia y sus discursos, es una muy buena base datos para mejorar nuestra capacidad como conferenciantes.

Aquí tienes uno de los ejemplos más recurrentes para hablar en público, El Discurso de Steve Jobs en Stanford, es un vídeo muy muy conocido de Internet, pero cada vez que lo veo aprendo cosas nuevas y me hace replantearme mi forma de hablar en público. Te invito a que tú también lo revises con detenimiento si quieres crecer como conferenciante.

Con este último capítulo despido la serie de Cinco pasos para convertirte en un mejor empresario, para continuar con nuevas ideas que tengo en mente. Si te ha gustado la serie necesito que me lo hagas saber para crear más contenido similar.

18
Total
More share buttons
Share on Pinterest
Share with your friends










Enviar
Isidro Pérez

Empresario en Avanza Soluciones, socio tecnológico e inversor en empresas relacionadas con Internet. Ponente y formador en diversos congresos y másteres sobre economía digital, marketing online y productividad. Colaborador semanal en la sección de nuevas tecnologías para Cope Alicante y defensor a ultranza del emprendimiento sostenible, el software libre y de las enormes posibilidades de integrar el ecommerce en la industria tradicional. Ayudo a fomentar el desarrollo empresarial a través de mi pertenencia a la junta directiva de Jóvenes Empresarios de la Provincia de Alicante, ocupando en estos momentos la presidencia en la comarcal de Alcoià i Comtat. También puedes seguir mis momentos inspiradores en #GoToEmpowerment.

Related Posts